USO defenderá que los ajustes en Nissan no corran a cargo de los trabajadores

El comité de empresa de Nissan en Zona Franca, donde USO cuenta con la mayoría de representantes, se reunirá mañana con la dirección europea de la compañía automovilística para tratar el anuncio del recorte de plantilla que la marca nipona filtró la semana pasada y que se cifraría en 500 trabajadores.

“No nos pilla de sorpresa que se quieran hacer ajustes de plantilla, ya que desde hace años carecemos de un plan industrial y no tenemos un horizonte productivo que nos permita mantener los puestos de trabajo. La multinacional sigue sin despejarnos qué productos podemos fabricar en la planta de Zona Franca y Montcada a medio plazo. Y no ayuda ni mucho menos la guerra que el Gobierno comenzó contra el diésel y que ha creado una falta de confianza total de las compañías para apostar por las factorías españolas”, ataca Pedro Ayllón, secretario general de la Federación de Industria de USO.

Por las informaciones adelantadas por Nissan, los representantes de los trabajadores esperan encontrarse mañana con el anuncio de 500 empleos menos, aunque recortados a través de prejubilaciones y bajas incentivadas. “De momento, nos lo tomamos con mucha prudencia, ya que 500 trabajadores en una plantilla de 3.000 son muchos puestos cuando no tenemos estrategia industrial a medio y largo plazo”, continúa Ayllón.

En función de las estimaciones de producción, Zona Franca fabricará alrededor de 60.000 anuales en los próximos años, a pesar de poder afrontar hasta 200.000 vehículos al año; es decir, a un 30% sobre la capacidad instalada.

Según Enrique Saludas, secretario general de Sigen-USOC en la planta de Zona Franca, “los últimos acuerdos de competitividad donde se adjudicaron nuevos modelos han sido incumplidos sistemáticamente por la Dirección, no ejecutando las producciones y dejando de fabricar modelos que solo llevaban en producción 4 años”. Eso sí, remarca Saludas, “los sacrificios salariales y de jornada contemplados en estos acuerdos están llevándose a cabo sin ninguna cortapisa”.

Por tanto, comenta Pedro Ayllón, “es Nissan quien debe apostar claramente por las plantas de Barcelona, es una decisión política que está en sus manos. Necesitamos que los japoneses sigan confiando en nuestras líneas productivas, que han demostrado a lo largo de los últimas casi cuatro décadas flexibilidad y un alto nivel de compromiso. Los modelos a fabricar no los decidimos los trabajadores, no parece casualidad dejar que la planta de Zona Franca se instale en unas producciones bajo mínimos, cuando a las plantas de Renault se les adjudican nuevos modelos”.

USO ostentará la presidencia del comité de la planta de Ávila

Mientras, en la planta abulense de Nissan, nuestro compañero Felipe González ha sido elegido presidente del comité de empresa, tras recibir el apoyo de la sección sindical de CCOO. USO consiguió un resultado histórico en las elecciones, igualando en delegados a la lista más votada, UGT, con 6 cada sección. Es la primera vez que FI-USO preside el comité de empresa de Nissan-Ávila.