USO exige que no se recorten derechos a los trabajadores de la Universidad de Extremadura

USO exige  que no se reduzcan los derechos a la plantilla de trabajadores de la Universidad de Extremadura (UEx). En la última reunión mantenida en la negociación del IV Convenio Colectivo del Personal de Administración y Servicios (PAS) de la UEx, que le resulta de aplicación a unos 230 trabajadores, la Gerencia de la UEx optó por levantarse de la mesa, quedando bloqueada la negociación. El motivo esgrimido por la Gerencia es el rechazo, por la parte social representada por el Comité de Empresa, donde USO ostenta la mayoría absoluta por tercer mandato consecutivo, a la propuesta presentada por la UEx, referida al hecho de intentar recortar derechos adquiridos y consolidados por este colectivo desde hace mas de 30 años (reconocimiento a toda su trayectoria profesional al concluir su vida laboral), cuando se negociaban las condiciones de trabajo conjuntamente con el resto de las Universidades públicas españolas.

La parte social ha mostrado su malestar al comprobar  cómo la argumentación ofrecida por los gestores de la UEx sobre la eliminación de este derecho en el resto de universidades públicas, no se corresponde con la verdad, por tanto, su actuación contraviene el principio de buena fe negociadora que debería primar en cualquier negociación.

Por ello, los días 21 y 24 de octubre se han celebrado asambleas de trabajadores en Mérida, Cáceres y Badajoz, en las que por mayoría abrumadora, se ha decidido apoyar al comité de empresa, incluso con no firmar el nuevo convenio.

El nuevo convenio podría serle de aplicación a un buen número de trabajadores, dado que una de las principales novedades sería la inclusión en el Convenio de los trabajadores denominados técnicos de apoyo, terminando de esta forma con la indefensión jurídica a la que este colectivo está sometido.

El comité trasladará el resultado de las distintas asambleas a la Gerencia de la Universidad y esperará a ser convocados a una nueva reunión de la comisión negociadora, donde se presente una nueva propuesta y se aborde, con la mejor voluntad posible de las partes, las medidas que pudieran reconducir las negociaciones para alcanzar un acuerdo satisfactorio para todos.