USO lamenta el aumento de accidentes laborales hasta el mes de agosto

Desde el Ministerio de Trabajo se ha publicado la estadística correspondiente a la siniestralidad laboral hasta el mes de agosto, en la que destaca el aumento de los accidentes con baja en un 4,4% y se produce un leve descenso de los accidentes sin baja, en un 1,5%.

De nuevo tenemos que lamentar el aumento del número total de accidentes, ratificando el aumento de la siniestralidad en nuestro país desde 2013. En este periodo el aumento se produce en los accidentes de carácter leve, descendiendo el número de accidentes graves y mortales con respecto al mes de agosto de 2018.

Desde USO valoramos el descenso de accidentes graves y víctimas mortales, aunque debemos recordar que hasta agosto 437 trabajadores han fallecido en accidente laboral durante su jornada de trabajo o en el camino de ida o vuelta del mismo. Las muertes en el trabajo siguen siendo las grandes olvidadas, por ello, USO sigue reivindicando la inclusión de la siniestralidad laboral en el debate social y en la agenda política.

Con respecto al dato de la disminución de los accidentes calificados como graves y el aumento de los leves, debemos tener en cuenta la tendencia que se tiene por parte de las Mutuas de calificar la mayoría de accidentes como leves, por lo que debemos tener cierta reserva ante este descenso de accidentes graves.

Es significativo el aumento de la comunicación de accidentes con baja, aunque los accidentes sin baja siguen siendo más numerosos, fenómeno que desde USO achacamos al miedo a coger la baja de muchos trabajadores y trabajadoras y a las prácticas de ocultación de accidentes de algunas empresas.

En lo que a los trabajadores autónomos se refiere, ha aumentado el número total de accidentes. No obstante, permanecen dos excepciones donde la cobertura sigue siendo voluntaria que son los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA) y los socios de cooperativas incluidos en el RETA que cumplan unas determinadas condiciones que se recogen en la Disposición Adicional 28ª del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. Hasta 2018 la cobertura en el RETA era mayoritariamente voluntaria, alcanzando aproximadamente el 20% de los afiliados al RETA.

Además, ha habido una disminución general de la siniestralidad en los cuatro sectores de actividad con respecto al mes de marzo, si bien es cierto que el índice de incidencia del sector de la construcción se mantiene elevado con respecto al resto de sectores.