X Reunión de la Cumbre Social: monográfica sobre Educación

Se ha celebrado una nueva reunión de la Cumbre Social, el tema central fueron los diferentes posicionamientos en torno al Proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE), aprobado hace unas semanas por el Gobierno en el Consejo de Ministros.

Por parte de USO intervino Antonio Amate, secretario general de FEUSO. En su intervención, mantuvo una posición crítica sobre la LOMCE, pues aunque contiene algunos cambios y orientaciones que desde FEUSO se consideran necesarios y positivos, incluye también algunos contenidos y omisiones cuya valoración resulta negativa e insuficiente y que, además, no aportan ninguna mejora a la situación actual del sistema educativo.

Nuestro punto de partida difiere, de entrada, del de otras muchas organizaciones presentes en la Cumbre Social. Desde FEUSO defendemos que sí es necesario y urgente reformar la LOE con el fin de mejorar la calidad de nuestro sistema educativo, ya que los indicadores nacionales e internacionales revelan con claridad los déficits derivados de la aplicación de la LOE. En este sentido, próximamente plantearemos enmiendas al texto del Proyecto de la LOMCE con el fin de mejorar esta ley.

Amate recordó como “el VI Congreso de FEUSO, celebrado en Valencia en mayo de 2012, volvió a aprobar que la escuela de una sociedad plural y democrática debe fundamentar su convivencia sobre los valores de la tolerancia y la participación. Por ello, la escuela más adecuada para una sociedad como la nuestra debe ser también una escuela plural, gratuita y universal. Para todos. Desde esta perspectiva, y dentro del marco legal vigente, consideramos tan válida la educación mixta como la diferenciada, que deben ser objeto del concierto educativo en igualdad de condiciones y respetando la libertad de elección de centro por las familias.

En FEUSO siempre hemos defendiendo la complementariedad de las redes educativas. El Estado tiene que fomentar un sistema escolar en el que convivan los centros públicos y concertados, garantizando la gratuidad y la misma calidad de la enseñanza en ambos, porque el derecho a la mejor educación posible la tienen los alumnos, al margen de la titularidad del centro en el que estén escolarizados y cuya elección haya sido realizada libremente por sus familias. La financiación debe cubrir sus necesidades materiales y sus recursos humanos en igualdad de condiciones para prestar un servicio educativo de igual calidad, respetando su naturaleza y fomentando el proyecto educativo de todos. Queremos la mejor escuela pública y queremos la mejor escuela concertada.”

Desde la FEUSO compartimos algunas medidas pedagógicas de la Ley, por ejemplo, que se flexibilice la comprensividad radical del sistema educativo, a nuestro juicio una de las causas del fracaso escolar y del deterioro de la convivencia en los centros. En relación con la anticipación de los itinerarios formativos a 3º de la ESO entre las enseñanzas académicas y las profesionales queremos decir que esta medida profundiza la reforma del 4º curso de la ESO aprobada por el anterior Gobierno en la Ley de Economía Sostenible.

Pensamos que se debe seguir trabajando decididamente y sin escatimar recursos en la atención a la diversidad, para evitar que no se desvíen en la ESO hacia las enseñanzas profesionales a los alumnos con dificultades para aprender o con ritmos madurativos diferentes por una simple economía del esfuerzo.

La asignatura de Religión siempre es un elemento polémico y fácilmente manipulable de cara a la opinión pública. Sin embargo, nosotros pensamos que al margen de la pasión que sigue avivando el debate sobre éste y cualquier tema religioso, tenemos que valorar con la mayor objetividad posible algunos factores. El primero de ellos es que estamos hablando de una asignatura que sigue siendo, y así debe ser, de elección voluntaria por los alumnos. Cada año, además, se somete a referéndum por las familias, y es un dato incontestable que sigue habiendo una mayoría social que elige la clase de Religión. Aquí termina para nosotros la polémica: la asignatura de Religión para quien la elija. Y con todas las consecuencias a efectos académicos. El escaso crédito horario con el que cuenta en las diferentes etapas educativas junto a la también escasa calidad de sus alternativas dimensiona bastante bien el tamaño del problema, aunque los promotores del laicismo en la escuela se empeñen en magnificarlo.

En otro orden de cosas, somos críticos con la deficiente gestión política que la Administración ha hecho hasta el momento de la LOMCE por la ausencia de un diálogo institucional bien organizado y con planteamientos serios y rigurosos. También nos preocupa la insuficiencia y falta de concreción de la memoria económica, realizada con la intención inicial de hacer una reforma tan importante a coste cero para reconocer también a posteriori unas cifras de gasto que se nos antojan irreales.

Donde sí que hay una igualdad de trato por parte de la LOMCE hacia las tres redes escolares es en lo referido al profesorado, porque es tan lamentable como sorprendente que no haya prevista ninguna mejora para nadie, aunque las situaciones de partida entre sus profesionales sean claramente desiguales.

El único anuncio a futuro es el desarrollo de una ley sobre la función docente de la que desconocemos todo menos su título. Antonio Amate concluyo manifestando “considerando el contexto socioeconómico actual definido por las graves dificultades de las finanzas públicas y por las políticas de austeridad y de recortes en la educación, creemos que ni en la escuela pública ni en la concertada y privada el profesorado dará un apoyo que es imprescindible para el éxito de esta reforma. Un profesorado que es la pieza clave de la educación y que está igualmente agobiado en todos los centros, públicos, concertados y privados, por la importante disminución de sus retribuciones, el incremento de su jornada lectiva, el aumento del número de alumnos por aula, la reducción de plantillas y por la de pérdida de empleo en el sector, una inseguridad y degradación laboral creciente y una escasez de recursos que dificultan gravemente su trabajo.”

Consecuentemente con nuestra posición la USO no suscribe la declaración que el plenario de la Cumbre Social realiza sobre esta jornada.

En www.feuso.es está el texto integro de la intervención del Secretario General de FEUSO.