USO, en el Congreso de la UIL de Italia

Del 21 al 23 de junio se celebra en Roma el 17º Congreso Nacional de la confederación sindical Unione Italiana del Lavoro (UIL), en el que USO ha estado representada por su secretario de Acción Internacional y Desarrollo Sostenible, Javier de Vicente.

Bajo el lema “Con equilibrio en la dirección justa”, la central italiana ha reunido en este Congreso a más de dos mil asistentes. Entre ellos, 67 delegaciones internacionales, un amplio número de invitados nacionales y más de 1.500 delegados acreditados en representación de los 2.256.074 afiliados al sindicato -entre los cuales se encuentran casi 600.000 pensionistas-. La UIL se declara “el sindicato del ciudadano, laico y reformista”.

Entre los participantes destacados han intervenido en el Congreso la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow, y el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, Luca Visentini. Ambos dirigentes, junto a los miembros de la directiva de la UIL, celebraron un debate previo al congreso con la delegación internacional sobre los principales desafíos internacionales y europeos para el sindicalismo.

USO_Javier_De_Vicente_Congreso_UILDurante el congreso el secretario general de la UIL, Carmelo Barbagallo, en clara alusión al problema de los refugiados e inmigrantes, ha reclamado una redistribución justa de la riqueza y la cooperación con los países de origen, “porque la pobreza da miedo, y si no acabamos con ella nuestros trabajadores verán con pánico a los inmigrantes y el populismo habrá ganado”, ha asegurado. Con relación al nuevo Gobierno de Italia, se mostró prudente hasta no conocer las acciones próximas en material laboral y social.

Por otro lado, Barbagallo, tras criticar enérgicamente el debilitamiento del diálogo social y del valor del Trabajo por el constante ataque del poder financiero, ha abogado para por “recuperar el espíritu de la lucha mundial” y “construir con cemento de primera calidad” el Pilar Europeo de Derechos Sociales como mecanismo de garantía para conservar los Estados de bienestar social en nuestra región.

En cuanto a las empresas multinacionales, el líder sindical de la UIL ha reclamado la aplicación de un sistema efectivo de control fiscal y la exigencia de devolución de los incentivos fiscales recibidos para aquellas empresas que se deslocalicen de Italia.

El Congreso finalizó con la elección de la nueva Ejecutiva, en la que Barbagallo ha sido reelegido para otros cuatro años de mandato por una amplia mayoría de los congresistas.