18F. El derecho a huelga es un derecho fundamental y debe protegerse

La Unión Sindical Obrera ha celebrado hoy un ciclo de conferencias con motivo de la Jornada de Acción Mundial por el Derecho a Huelga, convocada por la CSI, en el que han participado Julio Salazar, secretario general de USO; Joan Coscubiela, diputado por Iniciativa per Catalunya-Verds; Mar Maira, investigadora, profesora y doctora en Sociología, y Javier de Vivente, secretario de Acción Internacional de USO.

La jornada ha comenzado con la intervención de Julio Salazar quien ha realizado un recorrido por la Historia del Derecho a Huelga, cuyas primeras manifestaciones datan de hace más de 3.000 años en el Antiguo Egipto, así como un repaso por la situación actual de este derecho fundamental reconocido en la Constitución Española de 1978. En este sentido, ha destacado que el derecho a huelga no se da igual en todos los países y que existe una relación entre el no reconocimiento del derecho y la existencia de esclavitud o tasas elevada de trabajo infantil. En el ámbito europeo ha destacado que hay muchos países que cuentan con limitaciones de este derecho como es el caso de Alemania, Francia o Italia, entre otros.

Durante su intervención, Salazar ha recalcado que la Unión Sindical Obrera es el único sindicato en el que desde hace 30 años existe la Caja de Resistencia y Solidaridad, instrumento fundamental para resistir los conflictos por los derechos de los trabajadores.

DSC_0012Asimismo ha defendido que limitando el derecho a huelga “estaríamos haciendo añicos 50 años de legislación laboral internacional”, por lo que “tenemos que pelear para que no nos arrebaten la importante herramienta que es la huelga para luchar contra las injusticias”.

Por su parte, el diputado Joan Coscubiela ha puesto en énfasis en cómo la globalización ha generado un profundo desequilibrio de poder, que está siendo aprovechado para imponer reformas estructurales que suponen un retroceso a derechos obtenidos tras muchos años de lucha. En este sentido, ha recalcado que “el Gobierno está aprovechando la crisis económica para desmontar los dos importantes mecanismos existentes para defender los derechos de los trabajadores, que son la negociación colectiva y la limitación del derecho a huelga.

Ha destacado que las normas existentes, o las que se van a promulgar, están siguiendo una peligrosa tendencia encaminada a criminalizar el derecho a huelga, y que por ello “hay que poner en valor el papel que tiene el sindicalismo, la negociación colectiva y el derecho a huelga”. De igual forma ha defendido que es necesaria una ley que regule el derecho a huelga.

La socióloga Mar Maira ha destacado durante su intervención que “la libertad sindical no alcanza pleno sentido sin sus derechos derivados, como es el derecho a huelga” y que existe una cruzada mundial contra el derecho sindical, y directamente contra el derecho de huelga, porque el capital se siente fuerte para restringir derechos.

Tras realizar un repaso por la legislación actual, Maira ha concluido que se están limitando y restringiendo las movilizaciones y se está judicializando las acciones de huelga con el objetivo de intimidar a los trabajadores y a los sindicatos. Esta “campaña de acoso forma parte de una campaña mucho más amplia encaminada a allanar el terreno en la merma de los derechos sindicales y del prestigio de las organizaciones sindicales”, defiende Mar Maira.Asistentes Jornada 18F

Maira ha concluido su intervención diciendo que “la huelga no es un delito, es un derecho constitucional. Sin el derecho de huelga, la democracia está incompleta porque no hay democracia sin libertades”.

Para concluir, Javier de Vicente, secretario de Acción Internacional de USO, ha expuesto de forma pormenorizada la actual situación en que se encuentra el derecho a huelga en el seno de la OIT, donde los grupos de empleadores lo están intentando limitar, e incluso eliminar, ya que “su objetivo principal es acabar con la OIT por su importante poder como órgano de regulación internacional de los derechos de los trabajadores”.

En este sentido, Javier de Vicente ha destacado el papel de los Gobiernos en la OIT, “quienes tienen la más grave responsabilidad en este sentido ya que están representando a las élites económicas y están muy alejados de la defensa de los intereses generales de los ciudadanos a los que representan”.

La Jornada ha concluido con el llamamiento de Julio Salazar a todos los participantes para que, desde sus posiciones de responsabilidad política o sindical, combatan para proteger el derecho constitucional a la huelga.