USO presenta conflicto colectivo por impago del SMI en Ambulancias Tenorio

USO ha presentado conflicto colectivo contra la empresa Ambulancias Tenorio que no ha abonado en 2019 a sus trabajadores en prácticas el salario mínimo interprofesional, fijado en 900 euros.

Empresa y sindicatos con representación en el comité habían sido citados en la Fundación de Relaciones Laborales de Extremadura, pero la empresa no se ha presentado a esta mediación, “lo que consideramos una falta de respeto hacia los trabajadores afectados. Ahora solo nos queda la vía judicial para intentar que se reconozca el derecho de los trabajadores a percibir las diferencias entre lo que la empresa les abona y el SMI”, defiende Víctor Arnelas, responsable del sector del transporte sanitario de USO-Extremadura.

USO-Extremadura quiere hacer valer el argumento del laudo arbitral emitido en el caso del SMI en el sector del campo. Los 900 euros son por la jornada legal de trabajo y Tenorio impone a su plantilla en prácticas jornadas muy superiores con la intención de que al sumar los complementos por las horas extra se superen los 900 euros y, de esta forma, burlar el incremento para llegar a ese salario mínimo.

Por tanto, USO defiende que los 900 euros son el salario correspondiente por la jornada de 40 horas semanales y que cualquier incremento de jornada debe ser remunerado en otros conceptos.

Los trabajadores y trabajadoras en prácticas de Ambulancias Tenorio cobran durante su primer año un total de 710 euros por una jornada de 40 horas semanales aunque añadiendo los complementos por la jornada extraordinaria se supera dicha cantidad a costa de trabajar, en la mayoría de los casos, más de 60 horas semanales de promedio.

Para USO Extremadura esta realidad es un abuso de interpretación de la empresa que impone estas jornadas de trabajo, que la persona trabajadora asume debido a la precariedad del salario y a riesgo de acabar en la calle si se niega, como ya se ha dado el caso con un trabajador que exigió el respeto de sus 40 horas semanales.