La marcha a pie por la igualdad de las contratas de la minería en el Plan del Carbón llega a Oviedo

Tras cinco etapas y algo más de 150 kilómetros, el grupo de mineros de subcontratas que emprendieron el domingo la marcha a pie desde Toreno, en León, ha llegado a Oviedo en torno a las tres de la tarde. Tras hacer un recorrido por las calles de la capital, reivindicando la soledad en la que se han encontrado los trabajadores de las contratas, cuya inclusión en el Plan Social del Carbón solo fue defendida por la Federación de Industria de USO, han finalizado su periplo en la plaza de España, frente a la Delegación del Gobierno en Asturias, para exigir “que la transición justa sea para todos”.

“Nosotros nos hemos quedado fuera de esta mal llamada ‘transición justa’, cuando hemos estado en el sector en las mismas condiciones que los mineros de las empresas principales y hemos estado en las negociaciones del Plan con el Instituto de Reestructuración de la Minería del Carbón”, expresa José Luis Villanueva, presidente del comité de empresa de la Hullera Vasco Leonesa-Peal y miembro por FI-USO de la comisión negociadora del Plan.

Hasta Oviedo se han desplazado también trabajadores de empresas principales, como parte del comité de la Compañía Minera Astur Leonesa, con su presidente, Pablo Ménguez, a la cabeza: “es la lucha de todos, lo hemos defendido desde el primer minuto. Somos un sector que ya recibe suficientes ataques desde afuera como para no apoyarnos entre nosotros mismos. Nosotros no hacemos distinciones por la empresa en que trabajes, somos todos mineros del carbón, peleamos en la Mesa para que fuera así y, tras quedarnos solos en su defensa y no conseguirlo, tenemos que seguir en la lucha con ellos”.

A lo largo de todo el camino, los mineros han recibido numerosas muestras de apoyo, tanto de vecinos como de los alcaldes de los municipios de las Cuencas Mineras, por donde ha transitado la marcha. Ya en Oviedo, también ha ido recibirlos el secretario general de la Federación de Industria de USO-Asturias, Juanjo Estrada, quien ahondaba en lo defendido en todo momento desde FI-USO: “lo peleamos hasta el final, mostramos nuestra disconformidad en la firma del preacuerdo y en la presentación del propio acuerdo. Recibimos a estos compañeros en Madrid mientras Gobierno y el resto de sindicatos entraban por la puerta de atrás del Ministerio para no recibir sus quejas. Y lo seguiremos peleando en la calle y en la Comisión de Seguimiento”.