La USO debate en la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Julio Salazar, secretario General Confederal de la USO ha inaugurado las sesiones de análisis y debate en la sede confederal de la USO en Madrid, con motivo de la celebración de la Jornada Mundial por el trabajo decente, que ha arrancado con un mensaje rotundo: “hoy sigue siendo imprescindible que los trabajadores se organicen y luchen por sus derechos cada día más cuestionados en España”.

Precisamente esta afirmación le ha servido al Director de la Oficina de la OIT en España, Joaquín Nieto, para ilustrar a los asistentes acerca de los retos a los que se enfrentan los trabajadores de todo el mundo y que ha resumido en la necesidad de intensificar la “lucha por el trabajo decente y digno en una nueva era de justicia social para una globalización equitativa”. El Director de la Oficina de la OIT en España ha recordado como hoy están tan vigentes como cuando se fundó la organización los principios básicos de su génesis como son que sin justicia social no puede haber paz mundial y que la falta de justicia social está directamente relacionada con las malas condiciones de trabajo.

Joaquín Nieto ha recordado que existen 6 elementos para que podamos hablar de trabajo decente: contrato, derechos, no discriminación, salario adecuado, salud y seguridad en el trabajo y protección social. Lamentablemente ha dicho, “2.000 millones de trabajadores en el mundo no tienen trabajo decente y ha recordado algunas cifras que ilustran su afirmación como son que el 40% de los trabajadores del mundo no tienen relación laboral contractual, 850 millones ganan menos de un dólar al día y de los 3.000 millones de trabajadores, 2.000 carecen de protección social”.

Joaquín Nieto ha querido, pese a todo, lanzar un mensaje de esperanza y un reto consistente en trabajar intensamente por revertir estas cifras, lo cual es posible si invertimos los paradigmas de la austeridad y buscamos un modelo productivo diferente, diversificado, inclusivo y sostenible en sectores que generen empleos productivos y con una decidida apuesta por el estímulo de las economías mediante la inversión pública y privada para lo cual es imprescindible que fluya el crédito al mismo tipo de interés que aplica el BCE, el 0,5%.

Tras la intervención del Director de la Oficina de la OIT en España, se han celebrado dos paneles de análisis: uno sobre aspectos laborales y sindicales en el que han participado Pedro Ayllón, Secretario General de la Federación de Industria (FI-USO), Luís Deleito, Secretario General de la Federación de Empleados Públicos (FEP-USO), Emiliano Jiménez, Secretario de Comunicación de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada (FTSP-USO) y Antonio Amate, Secretario General de la Federación de Enseñanza (FE-USO). Todos ellos han analizado en profundidad las condiciones del factor trabajo en sus respectivos sectores.

El segundo panel ha sido de contenido social y se han analizado los aspectos de la devaluación social durante la crisis. Juan Francisco Martín Seco ha profundizado en las reformas del sistema de pensiones. Manuel Copé, Responsable de compromiso de HOAC, ha repasado la quiebra del modelo social y Gabriela Jorquera, Coordinadora de EAPN, Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, se ha encargado de analizar las consecuencias de la pobreza y la exclusión.

La sesión ha terminado con la ponencia “Organicemos el sindicalismo para reforzar el poder de los trabajadores” a cargo de Julio Salazar, Secretario General de la USO, que ha recordado que “el leitmotiv de este año es organicémonos, que constituye un llamamiento a los trabajadores y al movimiento sindical sobre la necesidad de ser más para ser más fuertes y más eficaces”.

Julio Salazar ha recordado que a los trabajadores “nunca nadie nos regaló nada, siempre hubo que conseguirlo con mucho esfuerzo y con mucho sacrificio de las generaciones que nos precedieron”. Tras 6 años de golpeo permanente de la crisis sobre tantos frentes, las instituciones internacionales, las instituciones europeas y nuestros gobiernos, no solo siguen reiterando las fracasadas políticas de austericidio que tan bien les va a unos pocos y tan mal a las mayorías ciudadanas. Es que además se han puesto al frente de las políticas más neoliberales para debilitar y si es posible, extinguir al sindicalismo.

Salazar ha recordado que además, “junto a estas políticas hay una campaña mediática obscena en la defensa de las mismas y brutalmente abrasiva contra lo sindical, contra toda expresión organizada de los trabajadores, por mucho que algunos hayan hecho muchos méritos para ello”.

Como conclusión, ha dicho que “por eso hay que despertar a los despistados, a que las ramas no les impidan ver el tronco, porque no hay que olvidar que hoy el movimiento sindical es el frente más importante para poder contrarrestar tales políticas. Por eso es tan importante para ellos combatirnos”.

La USO está por ello de hoz y coz con la CES y con la CSI, con la necesidad de una estrategia sindical organizada a nivel europeo y a nivel mundial, para poder contrarrestar estas políticas y poder redireccionar la globalización económica, para que sea la base de la justicia social, del empleo con derechos, del bienestar de todos los seres humanos. Hoy no solo compartimos el llamado de la CSI, sino que es un llamado que está como nuestra prioridad permanente de nuestro Congreso Confederal, y así también la adoptamos dentro de las líneas maestras de nuestra Resolución Programa para el próximo Congreso Confederal a celebrar a finales del próximo mes.

Julio Salazar ha insistido en que “tenemos una necesidad prioritaria pensando en los dos objetivos: en el propio interno por propia conveniencia, y de ahí para el externo, para recuperar los derechos arrebatados y poner las cosas al servicio de las personas: la economía, las finanzas, las instituciones, la política, la técnica, etc., al servicio de la ciudadanía”.

La USO es plenamente consciente de que tenemos que operar cambios importantes en el ámbito interno de las organizaciones sindicales, entre otras, regenerando el movimiento sindical y recuperando valores que hemos ido arrinconando, la militancia sindical en primer término, que hemos dejado en el extrarradio.

Julio Salazar ha concluido recordando algunos elementos clave de la actualidad de España como son los nuevos Presupuestos Generales del Estado que “siguen implementando las medidas de austeridad, de continua reducción del gasto social, del recorte en la inversión pública, en la subida de impuestos fundamentalmente a las clases medias, que siguen apretando a los mismos y con las peores consecuencias de incremento sin precedentes de la deuda, del desempleo sin visos de mejora sustancial en muchos años, de mayores desigualdades sociales, de incremento de la pobreza y de la exclusión social, de merma de las rentas y condiciones laborales, y de desprecio a los derechos humanos y democráticos”.

Al tiempo ha incidido en un aspecto sustancial como es que en España cerca de un 85 % de los trabajadores siguen sin estar afiliados y es precisamente en ese espacio en el que “debemos centrar nuestro objetivo por agrupar al máximo número de trabajadores, para crecer, para ser cada vez más una fuerza más serí
a siendo más organizados, en base a la solidaridad y al esfuerzo de todos”.