Los trabajadores de Alcoa convocan su primera jornada de huelga para el 19 de diciembre

Los comités de las plantas de Alcoa de Avilés y A Coruña se han reunido esta mañana en el puente de Porto, en la localidad asturiana de A Veiga (Vegadeo), en el límite con Galicia. Allí, en la antigua única vía de comunicación entre Asturias y Lugo, la N-640, han cortado durante unos minutos el tránsito para escenificar en una foto de camisetas amarillas y naranjas la unión entre los más de 700 trabajadores de ambas fábricas de cara a la amenaza de cierre de la multinacional aluminera.

La comisión negociadora, compuesta por ambos comités, afronta dos nuevas reuniones esta semana, martes y jueves, pero a la vez se busca continuar con la acción en la calle. Para ello, han decidido convocar la primera jornada de huelga conjunta, para el próximo 19 de diciembre, que acompañarán de “una marcha a pie que se unirá de nuevo en este puente. Partirá para los compañeros de A Coruña desde Ribadeo, en Lugo, y para nosotros en Castropol, siguiendo ambos la ría del Eo”, explica David Nido, delegado de USO en el comité de Alcoa-Avilés. A la marcha están llamados delegados y trabajadores, “y todos los ciudadanos que quieran acompañarnos, tanto en algún tramo como en el final de la marcha, que será en torno a las 12 de la mañana y que concluirá con una concentración delante del ayuntamiento de Vegadeo”, continúa Nido.

Además, los trabajadores de Avilés fletarán uno o varios autobuses para acudir a la manifestación que el viernes 14 recorrerá las calles de A Coruña y que esperan que sea “un nuevo baño de apoyo a ambas plantas, como lo fue la de Avilés“, animan desde la sección sindical de USO.