Los trabajadores de Guardado Obras y Vías cumplen un mes de huelga indefinida contra los impagos

Mañana, 17 de agosto, los trabajadores de la contrata de Arcelor Guardado-Obras y Vías cumplirán un mes de huelga indefinida, acompañado de concentraciones, movilizaciones e intentos de diálogo con la empresa y con la principal, Arcelor. “Se sienten abandonados tanto por una como por la otra. El 7 de agosto se cumplieron ya tres meses de impagos. Son más de 50 familias que están al límite”, llama la atención Juanjo Estrada, secretario general de FI-USO Asturias y coordinador de USO-Asturias.

Los trabajadores realizan concentraciones diarias, tanto en los accesos de Trasona como en Veriña, en ambas plantas de Arcelor, que cuentan con la solidaridad de la plantilla de la multinacional siderúrgica, pero que hasta el momento no han servido para conseguir ningún avance. “La huelga indefinida era la última opción, la desesperada. Consideran que da igual no cobrar que hacer huelga. En el caso de los compañeros de USO, la CRS aliviará al menos la falta de ingresos”, continúa Estrada.

Según la empresa, los impagos son responsabilidad de Arcelor, que le adeuda a la contrata varias facturas. Algo de lo que dudan los trabajadores, ya que no ocurre con el resto de las múltiples contratas de Arcelor, de las cuales dependen miles de trabajadores en toda Asturias, pero especialmente en las comarcas de Gijón y Avilés.