USO asiste a la presentación de la propuesta de ley por la igualdad LGTBI

Una representación del sindicato USO ha asistido a la presentación de la propuesta de la Ley por la Igualdad Real de las personas LGTBI y contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, que ha elaborado de Federación Estatal de Lesbianas, Gais y Transexuales (FELGTB) y que se presentó en el salón de actos del Defensor del Pueblo a los distintos grupos parlamentarios y asociaciones.

La propuesta de la FELGTB se desarrolla a través de 17 capítulos y 96 artículos. Dada la perspectiva transversal de la misma, se plasman medidas en el ámbito laboral, sanitario, familiar, educativo o de la administración de Justicia. También hay cabida para la legislación de la violencia intragénero, el derecho de asilo, la cooperación internacional, las Fuerzas Armadas o las transidentidades e intersexualidad.

Según palabras de Jesús Generelo, presidente de FELGTB “es una ley administrativa de carácter pedagógico y preventivo, que no tiene un fin sancionador y fiscalizador. Es necesaria una ley de estas características en el conjunto de todo el Estado porque todavía se sigue considerando la transexualidad como una patología, hay que igualar los derechos en todas las comunidades autónomas, porque esta ley garantizará, por fin, los derechos humanos de las personas LGTBI en todo el Estado”.

Charo Alises, abogada y miembro del grupo de juristas de FELGTB, explicó los pilares de esta ley, entre los que destacan el fomento del respeto a la diversidad sexual y de género, una atención integral a las víctimas de delistos de odio motivados por orientación sexual o identidad de género, despatologización de la transexualidad sin necesidad de un diagnóstico de disforia de género ni tratamiento médico para acceder a los derechos de esta ley, o la creación de fiscalías de delito de odio.

Desde USO valoramos esta propuesta como pionera y que, de salir adelante, a través de un consenso de partidos políticos, como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid, sería una ley innovadora que garantizaría los mismos derechos a todas las personas LGTBI, independientemente del lugar en el que residan. Es por eso que, como defensores de los derechos humanos que somos desde USO, confiamos en que los grupos parlamentarios lleguen a un acuerdo y esta ley pueda llegar a ser una realidad, pudiendo seguir así construyendo un país igualitario y cubriendo esas lagunas administrativas y legislativas que aún quedan en materia de discriminación por razón de sexo, condición sexual o identidad de género.