USO denuncia la precariedad que sufren los monitores de extraescolares en Extremadura

La Federación de Enseñanza de USO ha denunciado la situación de precariedad que están sufriendo los monitores de actividades formativas complementarias de la Junta de Extremadura.

A través de la Consejería de Educación se imparten anualmente 625 actividades formativas complementarias para niños de toda la región contando con unos 400 monitores indefinidos discontinuos y el resto son contratados de manera temporal. Estos monitores están contratados desde el mes de octubre hasta mayo a jornada parcial, percibiendo unas retribuciones que a duras penas superan los 400 euros mensuales.

La exclusión de estos trabajadores de otras bolsas de empleo de la Junta durante los meses que no están contratados, la imposibilidad a acceder a formación a través de la Escuela de Administración Pública de Extremadura, la carencia de Relación de Puestos de Trabajo donde se recojan las funciones que deben desarrollar, puesto que se les obliga a hacer funciones que no les corresponden, etc., son algunas de las circunstancias que se suman a esta precaria retribución.

USO Extremadura insta a la Administración a que regularice la situación de estas empleadas y empleados públicos, adaptando sus retribuciones a las funciones reales que desarrollan; que se cataloguen sus puestos en la RPT para que conozcan cuáles deben ser sus funciones; que se les permita seguir formándose como al resto de empleados públicos, y se les dé la posibilidad de trabajar durante los meses de verano en otras bolsas de empleo de la Junta de Extremadura.