USO solicita a la Comunidad Valenciana la rescisión del contrato con Limpiezas Raspeig-Netalia

USO ha solicitado al Gobierno de la Comunidad Valenciana la rescisión del contrato con la empresa Limpiezas Raspeig-Netalia, ya que las más de 500 trabajadoras de limpieza de los institutos de educación secundaria llevan meses sufriendo impagos por parte de la empresa. En algunos casos, las trabajadoras tienen pendientes atrasos desde el 2017, liquidaciones del 2018 y nóminas de 2018 y 2019, retrasos que junto al hecho de que la mayoría tienen contratos parciales, hacen que la situación para ellas sea insostenible.

Limpiezas Raspeig-Netalia continúa acumulando impagos y siguen incumpliendo el acuerdo de contrata y el convenio de limpieza de edificios y locales de la provincia de Castellón, sin que la Administración haya dejado nunca de adjudicarles el servicio. Esta situación ha provocado diversas denuncias ante Inspección de Trabajo, que ha sancionado a la empresa en múltiples ocasiones, y se han llevado a cabo movilizaciones de las trabajadoras en los 85 institutos de Educación Secundaria.

Por todo ello, USO-CV solicita a la Comunidad Valenciana que rescinda el contrato por incumplimiento de los compromisos con las trabajadoras y que impida que tanto Limpiezas Raspeig como Netalia se presenten a las próximas licitaciones, adjudicando el servicio a empresas que cumplan con sus compromisos contractuales, salariales y con la Seguridad social y la Agencia Tributaria, según regula la normativa de Contratos del Sector Público.