FS-USO Baleares no firmará el Convenio del Transporte Discrecional de Viajeros

Los responsables de la Federación de Servicios de USO Illes Balears y la Comisión Ejecutiva de USO en Baleares han decidido no suscribir el Convenio de Transporte Discrecional de Viajeros. Tras haberse alcanzado un principio de acuerdo la semana pasada, USO lo ha sometido a ratificación por parte de los delegados de USO en las distintas empresas del sector, quienes han decidido no firmarlo.

“El acuerdo abarcaba diversas cuestiones, pero son cuestiones que han de redactarse correctamente y clarificar algunos asuntos tan importantes como las dietas y la jornada”, explica Francisco Melgarejo, coordinador de la FS-USOIB.

En los últimos años, las dietas han sido utilizadas por parte de algunas empresas del sector de manera claramente irregular y/o fraudulenta, siendo este concepto utilizado por algunos empresarios para camuflar horas extra perjudicando claramente las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores. En cuanto a la jornada laboral y los posibles efectos de su aplicación, desde USO-Illes Balears considera que causará una merma de derechos a los trabajadores del sector.

Durante la negociación del acuerdo, FS-USOIB ha reivindicado otras muchas cuestiones que no han tenido respuesta en la mesa como la de incluir a los VTC en el convenio; la modificación de las categorías profesionales; la retribución del trabajo nocturno; la retribución de las horas de presencia y extraordinarias; garantizar el concepto de dietas ; eliminar la jornada laboral camuflada como regular en
la actualidad; la aplicación de la jurisprudencia en descanso semanales y diarios, así como definir en convenio “centro de trabajo” y “lugar de trabajo”.

“En los últimos días, hemos asistido a un intento de negociación camuflada, al margen de la comisión negociadora, por parte de los sindicatos UGT y CCOO, proponiendo a la patronal la modificación del anterior artículo 42 sobre Representación sindical, para que los sindicatos no firmantes del convenio no pudieran constituir secciones sindicales. “Desde USO consideramos esto un chantaje sindical, que solo intenta debilitar a los sindicatos aplicando de nuevo el sectarismo”, reivindica Melgarejo.

Por esos motivos, USO no será cómplice de estas líneas de actuación y no firmará un convenio con el que se pretende debilitar a cualquier otro sindicato que pueda participar en las elecciones sindicales en empresas del sector, al considerar esta maniobra, una
vulneración de derechos fundamentales.