La plantilla de Arcelor en Asturias vota sí al convenio colectivo 2019-2021 para 5.500 trabajadores

La plantilla de Arcelor en Asturias ha dado el sí al preacuerdo de convenio colectivo alcanzado en la última reunión de negociación con la empresa por USO, UGT y ACIAA, y que ha sido refrendado en unas votaciones con una participación muy alta, del 81,3%, con un total de 4.884 votos emitidos. De estos, la mayoría han sido en la planta de Avilés, 2.779, donde ganó ampliamente el sí, con un 55,8% frente al 42,6%. También ganó rotundamente en el Parque de Carbones de Aboño, en la factoría de Gijón, con un 88,1% favorable, y ganó ligeramente el no en la planta de Gijón-Veriña por 49,8% frente al 47,7%. En total, el 53% de los votos fueron positivos, frente a un 45% que no estaban de acuerdo.

“Es un buen acuerdo de transición para este trienio en el que los objetivos son afianzar los empleos indefinidos y la propia industria del acero en nuestra región, que recibe todo tipo de amenazas en Europa tanto en materia arancelaria como por nuestros sobrecostes energéticos”, explica Segismundo Lorenzana, secretario general de USO-Arcelor. “Antes de esta votación, se ha querido confundir a la plantilla con intereses electoralistas, queriendo tirar por tierra un acuerdo que, en subidas salariales, es el mismo que el sindicato que ha hecho la contracampaña ha firmado en las plantas vascas, por ejemplo”, continúa Lorenzana.

El convenio de Arcelor, es, junto con el de Alimerka, el convenio de empresa que rige a más trabajadores en el Principado, más que muchos sectoriales, y uno de los grandes convenios de empresa industriales de España. Además, es el convenio guía para las auxiliares, que aúnan a otros miles de trabajadores.

“Y no es la única buena noticia para Arcelor-Asturias esta semana, ya que hemos conocido que, frente a las nuevas exigencias del Gobierno italiano, Mittal ha anunciado que renunciará a la macroplanta de la antigua Ilva. Esto había obligado a Arcelor a deshacerse, por competencia, de otras plantas europeas, siempre respetando las asturianas. Que Ilva no vaya a entrar al conglomerado supone un nuevo respaldo a Gijón-Avilés, donde se están haciendo buenas inversiones de ampliación y mejora, y que podrían convertirnos en la máxima referencia europea del grupo”, señala Juanjo Estrada, secretario general de FI-USO-Asturias.