Más accidentes, menos derechos

Entre enero y mayo de este año se han registrado 226.445 accidentes más que el año pasado, lo que supone que se han producido 19.039 accidentes más que en el mismo periodo del año anterior, un 9.2% más. Trabajar en España es cada día más peligroso, y aunque parezca mentira nos se toma ninguna medida para frenar el avance de los accidentes. Más bien al contrario, las reformas del último gobierno sumado a los recortes en prevención forman parte de las causas de este aumento.

Un ejemplo claro es la Ley de Mutuas que ha obligado a éstas a vender las sociedades de prevención. Esto ha supuesto la liberalización total del mercado de los servicios de prevención, que lo ha dejado en manos de las grandes empresas ajenas al sector, y no parece haber tenido ningún efecto positivo. De hecho, hay más accidentes y enfermedades profesionales.

Resulta difícil de entender que en lugar de replantearse si el sistema preventivo que se ha puesto en marcha en nuestro país es adecuado, la única preocupación que percibimos es la de regular entre quienes se reparte el pastel. En otros países europeos no existe este mercado de los servicios de prevención, no podemos seguir esperando para evaluar si el sistema es eficaz, y para solucionar la burocratización y la inoperancia de nuestro sistema preventivo.

Desde USO insistimos en el problema de la ocultación de accidentes y enfermedades profesionales. Muchos de los accidentes y la mayoría de enfermedades profesionales que sufrimos los trabajadores no salen a la luz, o acaban siendo reconocidos como contingencias comunes. Si el accidente o enfermedad profesional no reconocida acaba siendo un problema incapacitante a largo plazo la diferencia por no haber sido reconocida la contingencia profesional puede ser importante.

En el cuadro adjunto, se aprecia como las cuantías medias de las pensiones por incapacidades derivadas contingencias comunes son sensiblemente inferiores a las derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional. Además tanto en incapacidades permanentes totales, como en absolutas y gran invalidez el numero de pensiones totales reconocidas para accidente de trabaja y enfermedad profesional es muy pequeño en comparación con el total.

IP junio 2016Por ello, desde el primer momento en que la mutua no reconozca el accidente o la enfermedad como profesional, es muy importante llevar a cabo ante el INSS las reclamaciones correspondientes, porque no solo va a ser importante en el momento del accidente si no que puede tener consecuencias en el futuro.

Desde USO, hemos solicitado en múltiples un cambio en el sistema de reconocimiento de enfermedades profesionales, ya que la mayoría se acaban reconociendo como contingencias profesionales. En la línea de los años anteriores las enfermedades profesionales reconocidas siguen aumentando este, un 14,27% de incremento las enfermedades profesionales con baja, con 5.556 casos y un 4,36% las enfermedades profesionales sin baja, con 6.098 casos. Aun así el porcentaje de enfermedades profesionales reconocidas está muy por debajo del número real de trabajadores afectados. Como ocurre habitualmente el grupo de enfermedades profesionales del que más casos se declaran son Enfermedades profesionales causadas por agentes físicos, es decir las relacionadas con ruido, vibraciones, radiaciones y las derivadas de ciertos trastornos musculo esqueléticos.