Ryanair rectifica y convoca a USO para negociar el primer convenio de TCPs en 30 años

Ante la denuncia pública del sindicato USO de trasladar a trabajadores españoles a Portugal como esquiroles desde sus bases de Barcelona, Madrid y Valencia, y en un intento por evitar que el conflicto laboral se extienda a España, la compañía aérea Ryanair ha enviado una carta a la Sección Sindical de USO en Ryanair- Tripulantes de Cabina, citándola en 15 días a una reunión para negociar el que será el primer convenio colectivo para Tripulantes de Cabina de pasajeros en España.

USO-Ryanair llevaba varias semanas esperando una respuesta de la compañía para llevar a cabo la primera reunión entre ambas partes. Desde que el pasado diciembre Ryanair mostrara su disposición a reconocer a los sindicatos, USO ha enviado 4 escritos solicitando reunirse con Ryanair. Sin embargo, no fue hasta ayer, 4 de abril, y tras la denuncia pública llevada a cabo por USO-Ryanair, que el jefe de personal de la aerolínea irlandesa ha remitido un email al Sindicato emplazándolo a iniciar las negociaciones del Convenio Colectivo.

Ante la última jornada de huelga llevada a cabo en Portugal por los tripulantes de cabina de Ryanair, la sección USO-Ryanair ha podido constatar el envío de tripulantes de la base de Barcelona y Valencia al aeropuerto de Oporto para sustituir a sus colegas en huelga. En el caso de los trabajadores de Valencia, fueron requeridos para operar 3 rutas: Valencia-Oporto, Oporto-Dublín y Dublín-Oporto, debiendo hacer noche en la ciudad portuguesa y regresando hoy a su base en España.

USO-Ryanair ha podido documentar las presiones, tanto escritas como verbales, ejercidas sobre los trabajadores españoles para que acudieran a los aeropuertos portugueses a reventar la huelga de tripulantes de cabina en el país vecino, y en este momento está estudiando las posibles actuaciones judiciales que se puedan derivar del comportamiento antidemocrático de la aerolínea que, durante tres días, se ha enfrentado a su primera huelga de tripulantes de cabina en 30 años.

Ante este comportamiento empresarial que ha afectado a tripulaciones de varios países europeos, enviadas a Portugal para sustituir a trabajadores en el ejercicio legítimo de su derecho a la huelga, se ha generado un movimiento internacional de indignación y rechazo al que USO-Ryanair quiere mostrar su apoyo y agradecimiento públicamente. A través del hashtag #RYANAIRMUSTCHANGE, cientos de ciudadanos y trabajadores han trasladado su solidaridad a los trabajadores de Ryanair durante estos días.