Tímido avance en la igualdad de los permisos de paternidad y maternidad

El anuncio del Gobierno de la ampliación del permiso de paternidad a 4 semanas llega casi 6 años después de la fecha en la que tenía que haber entrado en vigor -el 1 de enero de 2011-, tras su aprobación a través de la Ley 9/2009, de 6 de octubre de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida.

La Ley 32/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2011 retrasó la entrada en vigor de dicha ampliación hasta 2012, repitiéndose el mismo procedimiento año tras año en las diferentes Leyes de Presupuestos Generales del Estado que han ido retrasando la fecha hasta el próximo 1 de enero de 2017.

La implantación de la medida surge tras la aprobación el pasado 18 de octubre en el Pleno del Congreso de la Proposición No de Ley presentada por el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, promovida por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción, (PPiiNA) que solicitaba la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad y plantea la reforma integral del sistema de permisos y prestaciones.

La iniciativa que salió adelante instaba al Gobierno a establecer un calendario progresivo que ampliación el permiso de paternidad hasta llegar a la igualdad en las 16 semanas para ambos progenitores, y reclamaba que se incluya en los próximos presupuestos la dotación para que el permiso de paternidad fuera de 4 semanas mientras no se amplíe el permiso a las 16 semanas que es el objetivo principal.

Desde nuestro sindicato continuamos reivindicando que la conciliación y la corresponsabilidad son derechos fundamentales y los permisos de cada persona progenitora deben ser iguales en duración, totalmente intransferibles y pagados al 100%.