426 euros insuficientes, restrictivos y de marcado carácter electoralista

Hoy, Gobierno, sindicatos mayoritarios y patronal han firmado un acuerdo para la puesta en marcha del programa de ayuda a parados de larga duración, que desde la Unión Sindical Obrera (USO) consideramos insuficiente, restrictivo y con un marcado carácter electoralista.

Desde USO aunque consideramos positiva esta ayuda, en cuanto que posibilita el aumento de la protección social a los desempleados, es también un tanto restrictiva ya que se destina a parados de larga duración mayores de 45 años, excluyendo a aquellos desempleados que sufren una situación similar y que también requieren de protección por parte de los poderes públicos. Además, no es compatible con cualquier otra ayuda que se reciba. Además, la posibilidad de ser compatibilizado con un empleo sirve como herramienta encubierta de financiación para las empresas a la hora de contratar.

Por lo tanto, la ayuda resulta en cierto modo insuficiente, teniendo en cuenta que, según previsiones, beneficiará a 450.000 desempleados, cuando según el INE hay 750.000 familias que no reciben subsidio alguno y 2.746.600 parados de larga duración, lo que supone tan sólo el 16% de los desempleados de larga duración.

Por otra parte, la concesión de esta ayuda no está ligada a un descenso de la tasa de desempleo en nuestro país, sino que cuenta con fecha de caducidad, el 15 de abril de 2016.

Julio Salazar, secretario general de USO, considera que “la proximidad de las citas electorales autonómicas, municipales y generales nos conducen a pensar que este programa de ayudas tiene un amplio carácter electoralista, teniendo en cuenta que en todas las comunidades ya hay distintas fórmulas de rentas básicas de inserción con cantidades superiores en casi todas ellas. Además va unida a acciones formación y orientación, con lo que los sindicatos mayoritarios junto con las patronales parecen tener más interés en el asunto, empeñados por seguir manejando los fondos de las políticas activas de empleo”.