USO denuncia discriminación en la ampliación de los contratos de Emergia en Córdoba

La sección sindical de USO en Emergia, empresa con más de 1.000 trabajadores en la provincia, denuncia el trato discriminatorio que han sufrido parte de los teleoperadores en el proceso de ampliación de contrato de una jornada parcial de 5 horas a jornadas de 6 o 7 horas: “y cuya selección se ha basado en un período elegido por la empresa arbitrariamente, que no se corresponde con la realidad del desempeño de cada trabajador. Así, se han dado injusticias del orden de que empleados con siete u ocho años de antigüedad no han conseguido ese aumento, que se ha dado a gente que prácticamente acaba de entrar. Si se miden seis meses en concreto, y no toda su labor en la empresa, nos encontramos ante períodos en los que puedas estar en campañas más difíciles, por ejemplo”, explica Domingo Castillo, secretario provincial de USO-Córdoba.

Esta no es la única discriminación a la que se ve sometida la plantilla de Emergia. “Hay varios trabajadores en excedencia esperando su reincorporación y la respuesta de la empresa es que no hay vacantes para volver. Sin embargo, hay ofertas de empleo en portales como Infojobs y, de hecho, se están haciendo contrataciones no para la empresa, sino para exactamente el mismo servicio donde piden el reingreso estos trabajadores, pero a través de ETT o con contratos en formación a menores de 25 años. Se está incumpliendo gravemente el derecho laboral a la excedencia para ahorrar costes”, continúa Castillo.

En relación a los servicios, alguno de ellos “está contratado a través de una división de Emergia, con otro CIF, y están avisando a los trabajadores de que ese servicio se va a reducir, pero que tienen la oportunidad de irse a otro en una tercera empresa. Sin embargo, a los trabajadores les ofrecen firmar el fin de contrato a ciegas, sin saber en qué condiciones van a ser contratados por esa nueva división, que aún no han creado o de la que aún no tenemos constancia”, explica el dirigente de USO-Córdoba.

Por último, “nuestros servicios jurídicos están estudiando un caso de extrema gravedad que ocurrió este pasado domingo. El viernes previo a las elecciones generales, un responsable de Emergia modificó unilateralmente los horarios y, con ello, los permisos para ejercer el derecho a voto de quienes estaban de turno. Este cambio, sin margen para los trabajadores y contraviniendo el Estatuto de los Trabajadores, ha coartado en algunos casos un derecho constitucional”, concluye Domingo Castillo.