USO, en las movilizaciones por una transición justa y la lucha contra el cambio climático

Dentro de las movilizaciones por el clima convocadas a nivel mundial para la semana del 20 al 27 de septiembre, los sindicatos USO, CCOO, y UGT se han concentrado ante el Ministerio para la Transición Ecológica para reclamar una transición ecológica y energética que no deje a nadie atrás y proteja a los trabajadores y las trabajadoras, y a las zonas potencialmente afectadas por los cambios.

Además, como parte de esas movilizaciones, los sindicatos han convocado asambleas en numerosos centros de trabajo exigiendo a las empresas planes de reducción de emisiones basados en medidas de ahorro energético y de agua, reducción de residuos y sustitución de combustibles fósiles por energías renovables. Los sindicatos reclaman también planes de movilidad sostenible a los centros de trabajo y polígonos empresariales basadas en el transporte público y colectivo y en la reducción del uso del automóvil.

Las organizaciones sindicales también han convocado concentraciones simbólicas de 4 minutos y 15 segundos, entre las 11 y las 12 de la mañana en centros de trabajo y de la administración, que sirvan de reflexión en torno a la clara señal de alarma que supuso alcanzar el pasado mes de abril una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón), nivel que no se registraba desde hacía 3 millones de años.

Por la tarde, los sindicatos han participado en la manifestación ante la emergencia climática convocada por las plataformas sociales por el clima. USO, UGT, y CCOO forman parte de Alianza por el Clima, una de las plataformas convocantes. La representación de USO estuvo encabezada por nuestro secretario general, Joaquín Pérez; los secretarios de Acción Internacional, Javier de Vicente, y de Acción Sindical y Salud Laboral, Sara García; y la secretaria general de USO-Madrid, Concepción Iniesta.

Las organizaciones sindicales han manifestado en muchas ocasiones que la necesaria transición tiene que tener en cuenta a los trabajadores y las trabajadoras de los sectores y de las zonas que puedan verse afectadas por esos procesos. Hay que tener en cuenta a las personas y colectivos más vulnerables, ya que la transición sólo será efectiva si se lleva a cabo bajo una perspectiva de justicia climática y social. Consideran que para ello es fundamental la constitución de una Mesa de Diálogo Social para la transición ecológica en las empresas, donde se debatan y acuerden las medidas y acciones que se vayan a incorporar a las normativas necesarias para impulsar y favorecer esta transición. El objetivo es facilitar una transición justa que debe ser planificada y liderada desde el gobierno a partir de la Estrategia de Transición Justa que ponga en marcha los mecanismos de apoyo y de reactivación para aquellos sectores y zonas afectadas y que cuente con la colaboración del resto de administraciones (locales y autonómicas) concernidas.

La velocidad con que se están dando los cambios para la descarbonización del sistema energético y productivo hace que la puesta en marcha de todos estos instrumentos sea urgente, pues sólo anticipándonos a ellos podremos afrontarlos de manera planificada y sin dejar a nadie atrás. Por ello instan al Gobierno a que se apruebe con carácter definitivo cuanto antes dicha estrategia y que se vayan constituyendo mesas de diálogo social para abordar estos procesos entre el gobierno, las empresas y los sindicatos.