Los trabajadores de Iberia Handling irán a la huelga los días 27 y 28 de julio en El Prat

2.500 trabajadores de Iberia Laesa Operadora en El Prat, la empresa que presta servicio de asistencia en tierra y de mantenimiento de aviones a Iberia y de todo el grupo, como Vueling y British Airways, u otras, como Emirates o Avianca, están llamados a una huelga de 48 horas los próximos días 27 y 28 de julio convocada por el comité de empresa, en el que USO tiene representación.

Las posiciones irreconciliables en materia de contratación y carga de trabajo: “la plantilla no se ajusta a las necesidades de las operaciones. Nos estamos viendo obligados a no poder parar, incluso en posiciones extremas, que incumplen todos los protocolos de prevención en riesgos laborales. Estamos haciendo horas extraordinarias obligatorias para cumplir con las jornadas necesarias por la falta de personal, bajo amenaza de ser excluidos de las bolsas de trabajo si no prolongamos nuestra jornada de trabajo”, explican desde la sección sindical de USO en Iberia-Handling de El Prat.

El exceso de jornada se extiende incluso “a los trabajadores contratados a tiempo parcial, lo cual resulta totalmente contradictorio: son jornadas completas encubiertas”, continúan desde USO-Iberia Handling; “queremos una mejora en cuanto a la estabilidad de los eventuales, que son personal que cubre necesidades estructurales de plantilla y no debería estar sujeto a esta alta rotación. Este estrés, tanto durante la jornada laboral como por la incertidumbre, nos está situando en unos niveles muy altos en cuanto a riesgos psicosociales y enfermedades relacionadas con ellos. De hecho, hay mucho personal de baja, cuya falta tampoco se cubre, y que tiene problemas con la mutua para que las enfermedades sean tratadas como profesionales”.

Además de la sobrecarga de trabajo, los empleados reclaman mejoras en los propios protocolos de trabajo, como formación completa en ciertas maquinarias y la reposición de algunas de estas y vehículos, en mal estado. Tampoco las salas de descanso y otras instalaciones en las que se desenvuelven los trabajadores están en las condiciones adecuadas, lo que han notado especialmente durante las olas de calor.

En los intentos de acercamiento mantenidos hasta la fecha, los representantes de USO lamentan que “la empresa solo apunta y apunta las reclamaciones, pero no hemos avanzado en ninguno de los puntos. Solo tenían como objetivo la máxima dilación de las negociaciones, a pesar de la actitud dialogante que hemos mostrado al seguir manteniendo reuniones que constatábamos día tras día que eran infructuosas”. No obstante, el comité sigue mostrando su apertura a la negociación hasta el final. Aún no han sido decretados los servicios mínimos.