Formación sindical en Avilés en negociación de planes de igualdad y atención a la violencia de género

La secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO, Dulce María Moreno, y la técnica de Igualdad de la Secretaría, Cristina Albaladejo, han ofrecido en Avilés la jornada de formación sindical “Planes de igualdad, negociación colectiva y sensibilización con perspectiva de género”, con la colaboración del Instituto Asturiano de la Mujer.

Dulce María Moreno introdujo la jornada presentando las diferentes herramientas que provee la Secretaría a los delegados y afiliados en materia de Igualdad, además de explicar las labores de los diferentes departamentos, animando a los asistentes a implicar a los más jóvenes de sus secciones sindicales tanto en el Departamento de Juventud como en los programas de formación básica orientados a los más jóvenes.

En el caso de los planes de igualdad, Cristina Albaladejo introdujo los planes que ha supuesto el nuevo Real Decreto aprobado en marzo y trató de explicar las líneas básicas de evaluación de cada empresa y negociación del plan de igualdad, poniendo el acento en la importancia de hacer un diagnóstico previo y correcto de las necesidades de la empresa, ya que el plan de igualdad es una herramienta para equilibrar situaciones. “Es necesario elaborar un contenido mínimo para el plan y negociarlo. Después, diseñar los objetivos generales y específicos, junto con las medidas y acciones necesarias para cumplir esos objetivos, con base en el diagnóstico”, coinciden la secretaria y la técnica de Igualdad.

Atención a las víctimas de violencia de género

Rosa Elena García, abogada del Centro de Atención a la Mujer de Avilés, de la red del Instituto Asturiano de la Mujer, expuso en su ponencia los recursos que las administraciones públicas, a través de sus diferentes centros en las comunidades autónomas y municipios, ponen al alcance de las mujeres que han sufrido maltratos por parte de sus parejas o exparejas, tanto físicos como psicológicos. Estos, incidía, son mucho más difíciles de demostrar, aunque ha habido un avance con la creación de la figura del psicólogo clínico especializado en la atención a víctimas de violencia de género; antes, recuerda, estas eran atendidas en los centros de salud u hospitales en el área genérica de salud mental.

Recordó asimismo, para el ámbito laboral de la víctima, la importancia de que ahora se puede contar con justificantes de asistencia médica a estos psicólogos u otros especialistas como si fuera un médico común, sin estigmatizar a la víctima en su trabajo en el caso de que no quiera dar a conocer su caso. Recomendó a nuestros delegados que, si tienen una compañera en su centro de trabajo que esté sufriendo malos tratos, le recuerden que existe una amplia red de ayudas locales y autonómicas, además de tutores del Servicio de Empleo para orientarlas en el caso de que necesiten cambiar de residencia o de jornada, como un complemento a la asistencia jurídica que les preste nuestro sindicato.

Además, Dulce María Moreno insistió en que debe estar en conocimiento de todos nuestros delegados y afiliados la protección extra que ofrece nuestra CRS en el caso de padecer violencia de género.