Se amplía el listado de enfermedades infantiles que dan derecho a prestación para sus cuidados

El Estatuto de los Trabajadores regula, en su artículo 37.6, párrafo tercero, el derecho a la reducción de jornada de trabajo para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado de un menor a cargo por nacimiento, adopción o acogimiento, afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditando dicha situación con un informe del Servicio Público de Salud u órgano administrativo sanitario de la Comunidad Autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el menor cumpla los 18 años.

El menoscabo económico que supone esa reducción de jornada por una necesidad de cuidado se ve compensada por una prestación económica de la Seguridad Social (art. 190 LGSS), para la cual cualquiera de los progenitores deberá reunir los requisitos establecidos para la prestación de “maternidad”, término que, con la reforma del RD-Ley de 6/2019 de 7 de marzo, pasa a denominarse “nacimiento y cuidado del menor” y que se detallan a continuación:

  • Menores de 21 años: no requiere periodo cotizado.
  • Entre 21 años cumplidos y menores de 26 años: 90 días cotizados dentro de los 7 inmediatamente anteriores, o 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
  • A partir de los 26 años: 180 días dentro de los 7 años anteriores a la fecha de la reducción, o 360 días cotizados a lo largo de la vida laboral.

Esta prestación económica consistirá en un subsidio, de devengo diario, equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación por incapacidad temporal, derivada de contingencias profesionales o, en su caso, la derivada de contingencias comunes, cuando no se haya optado por la cobertura de las contingencias profesionales, aplicando el porcentaje de reducción que experimente la jornada de trabajo.

La lista de enfermedades graves que dan derecho a esta prestación se regula en el Real Decreto 1148/2011, de 29 de julio, en concreto en el Anexo I, y la orden ministerial que entró en vigor el pasado 9 de febrero ha introducido algunos cambios al respecto (BOE Nº34 de 8/02/2019). En primer lugar, se actualiza el listado de 110 enfermedades raras ya catalogadas, incluyendo tres nuevas:

  • Epidermólisis bullosa.
  • Síndrome de Behçet.
  • Síndrome de Smith-Magenis.

El segundo cambio introducido, gracias a las aportaciones de la Federación Española de Enfermedades Raras, ha sido no solo que se mantengan todas las enfermedades actuales, sino también que se puedan ampliar los supuestos si la persona facultativa lo indica expresamente, para poder dar cobertura al resto de enfermedades graves que precisen cuidados permanentes en régimen de ingreso hospitalario u hospitalización a domicilio.

Por último, se ha modificado uno de los documentos necesarios para pedir la prestación, que se sigue denominando “Declaración médica para el cuidado de menores afectados de cáncer u otra enfermedad grave”, pero que contiene algunos cambios, como la inclusión de un apartado más desarrollado que se ha denominado “Evaluación de necesidades de cuidado directo continuo y permanente”, introducido en el apartado 3 de datos del paciente menor. La Seguridad Social nos ha informado, no obstante, de que la nueva versión del documento aún no está disponible en su página web.

Desde USO, “consideramos esta prestación de gran ayuda para las familias que se vean afectadas por este tipo de enfermedades raras y consideramos importante la difusión de su existencia en los centros de trabajo en los que podamos tener compañeros y compañeras que puedan verse beneficiados y que les sea de ayuda para el cuidado del menor a cargo”, considera Dulce María Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO.