Trabajadores de residencias privadas de Baleares se manifiestan para lograr mejoras laborales

Trabajadores de las residencias privadas de la tercera edad en Baleares, de las empresas Domusvi y Grupo 5, se manifestaron ayer frente a la residencia de ancianos Can Carbonell, del municipio mallorquín de Marratxí, para reivindicar mejoras en sus condiciones laborales. A la manifestación acudieron, además de trabajadores de ambas empresas, familiares de los trabajadores y trabajadores de otras empresas que se han solidarizado con sus compañeros de sector.

Los trabajadores exigen un salario digno que les permita llegar a fin de mes y no ser trabajadores pobres, ya que su salario base no llega ni a “mileurista”. Además, piden poder ofrecer unos cuidados más humanos y dignos a los residentes, pues la carga de trabajo que les es impuesta resulta incompatible con la disponibilidad del tiempo necesario para ofrecer esos cuidados.

También denuncian que las residencias de Baleares con plazas concertadas son las que más cobran por plaza y día, con base en el nivel económico de su Comunidad. Y, sin embargo, estas empresas no repercuten los beneficios en sus plantillas.

“Las medidas para disminuir la marcha de personal hacia otros puestos de trabajo son insuficientes. Consisten en un plus de 650 euros a auxiliares, que se cobra en octubre, por permanecer en la empresa durante los meses de verano. Domusvi es una multinacional en plena expansión y sabemos que ambas empresas tienen capacidad para aumentar los salarios”, declara Carolina Abad, representante del comité de empresa por USO.

El martes 23 de abril, a las 18:00, tendrá lugar una nueva concentración en Palma de Mallorca. Los trabajadores esperan poder sentarse en una mesa de diálogo con las empresas y comenzar a negociar.