USO defiende la inserción laboral de las personas con discapacidad con unas condiciones justas y dignas

Hoy se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, proclamado hace 27 años por la Asamblea General de Naciones Unidas, para incentivar la plena integración e inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad, haciéndolas visibles en una sociedad que oculta la discapacidad o la disfraza de eufemismos.

La educación y el empleo son todavía uno de los principales retos a alcanzar: el 65% de las personas con discapacidad ni siquiera busca trabajo y 2 de cada 5 se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social, según datos del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo (Odismet). Por ello, desde USO defendemos la inserción laboral de las personas con discapacidad con unas condiciones laborales y salariales justas y dignas, trabajando conjuntamente con las entidades que representan a este colectivo.

A las personas con discapacidad no les hace falta la lástima ni un sistema paternalista de caridad, les hace falta dignidad y que terminar con los estigmas y perjuicios a los que día a día se deben enfrentar. “Solo así lograremos alcanzar un mercado laboral inclusivo donde la diversidad esté presente de forma natural y donde el talento y las competencias sean lo único que se valore”, reclama Dulce Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO.

Este cambio debe comenzar en cada persona, analizando cómo actuamos frente a la discapacidad, cuántos prejuicios interiorizados tenemos, cuántas dudas tenemos sobre cómo tratar a una persona con discapacidad, etc., puesto que reflexionar nos permite ser conscientes de lo que debemos modificar para que los perjuicios que siguen ahí desparezcan, con el objetivo de que la participación en la sociedad de las personas con discapacidad siga mejorando y que la discapacidad forme parte de la diversidad de la humanidad.

USO se dedica activamente a trabajar por la mejora de las condiciones de vida, educación y trabajo de las personas con discapacidad. Recientemente, desde la Federación de Enseñanza de USO se ha denunciado la discriminación que contiene el XV Convenio Colectivo de centros y servicios de Atención a Personas con Discapacidad, al segregar por primera vez a las personas trabajadoras con discapacidad en función de la titularidad del centro en que están contratadas, sin ninguna justificación y de forma totalmente arbitraria, y que va a provocar situaciones en las que a igual trabajo se perciba distinto salario en función de si la empresa es o no de iniciativa social. De hecho, el convenio ha sido impugnado ante la Audiencia Nacional, con el principal objetivo de remediar la discriminación que introduce, por la competencia desleal que se establece entre los Centros Especiales de Empleo, marginando así a unos 2.000 centros y creando una doble escala salarial que perjudica a más de 40.000 trabajadores y trabajadoras. No se entiende esta desigualdad cuando estas empresas persiguen el mismo objetivo: la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

También, USO ha entrado a formar parte del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia, como miembro de pleno derecho, como representante de los trabajadores y trabajadoras y personas usuarias con discapacidad. El Consejo es una organización que nace en 2015 y abarca a 5.000 asociaciones, hospitales, residencias, centros y entidades, 350.000 trabajadores y trabajadoras, 9.000.000 de usuarios/as y más de 2.000 personas voluntarias.